Oliver Marcos Blanco Viernes, Mar 8 2013 

Hoy os dejo un texto que escribió una gran persona, con la cual he tenido el placer de compartir muchísimos momentos, tanto dentro como fuera de mi vida scout.

Mi amigo, el aprendiz que superó a la maestra, mi niño directo durante dos años, ahora Malak, jefe de los pequeños castores de la Colonia Tabaiba del Grupo Scout Álamo

Un orgullo observar el jefe en el que te has convertido. ¡Buena caza, Oliver!

Oliver Marcos Blanco

Oliver Marcos Blanco – Viento Potente

¿Por qué eres scout? ¿Qué es eso de la buena acción? ¿Qué es lo que hacéis realmente? Que preguntas más sencillas para una persona que se dedica a esto, pero en el fondo la respuesta es mucho más compleja de lo que pensamos.

Soy scout, no sé qué es lo que me animó a probar ni cuáles han sido los motivos que me han mantenido aquí, pero ya son muchos años en esto y las ganas y la ilusión siguen siendo las mismas. Realmente tampoco sé qué es lo que hacemos, yo solo me cuelgo un pañuelo al cuello e intento hacer felices a todos aquellos que me rodean.

¿Qué cuánto gano siendo monitor de niños? Gano grandes amigos y confidentes, miles de sonrisas de pequeñas pero a la vez grandes personas, abrazos sinceros, momentos inolvidables,… Nunca hay que olvidar que las mejores cosas en estas vida no se compran con dinero.

La buena acción, una palabra tan extraña para algunas personas, la buena acción es mi vida cotidiana, tener esperanza en que las cosas pueden ir mejor, dibujar un mundo nuevo de sonrisas, nunca perder la esperanza y desde luego buscar siempre mejorar las cosas con pequeños detalles. Los pequeños detalles hacen grandes a las personas.

¿Por qué ser scout? ¿Hasta cuando ser scout? Para siempre y porque sí, porque un día prometí hacer siempre lo mejor y las promesas siempre se deben cumplir. Porque la felicidad está mucho más cerca de lo que mucha gente piensa. Porque cada vez que me cuelgo mi pañoleta me recorre por dentro una sensación que no cambiaría por nada del mundo. 

¿Quieres aparecer tú también en el blog?

Deja tu comentario y comparte tu experiencia con nosotros o, si lo prefieres, envíanos un email a: scoutyque@hotmail.com y en unos días verás tu post publicado 🙂

Día Mundial del Pensamiento Scout Viernes, Feb 22 2013 

Aunque hoy Google nos indica que es el 88º aniversario del nacimiento de Edward Gorey

Edward Gorey

… para nosotros, los scout, hoy es un día mucho más importante ya que tanto Baden Powell como su esposa nacieron un 22 de febrero, aunque en diferentes años, y por ello esta fecha es la elegida para celebrar el “Día del scout”.

Día del scout

Según la WikiRoca:

Logo WikiRocaEl Día del Pensamiento Scout Guía, también llamado Día Mundial del Pensamiento, World Thinking Day, fue establecido en 1926 durante la Cuarta Conferencia Internacional de Guidismo Escultismo femenino, celebrada en el Campamento Edith Macy de la Asociación Guías Scouts de Estados Unidos.

La idea fue elegir un día en el que todas las guías y guías scouts del mundo piensen las unas en las otras. Fue así como las delegadas escogieron el 22 de febrero como el Día del Pensamiento por ser la fecha natalicia tanto deBaden-Powell, como de su esposa Lady Olave, la que fuera Jefa Guía Mundial.

En 1932, se añadió al proyecto la recaudación de fondos para sostener el guidismo mundial. En 1999, se decide cambiar el nombre a Día Mundial del Pensamiento para enfatizar el carácter universal de este evento.

¿Cómo puedo celebrar el Día del Scout?
Ponte tu uniforme, pañoleta, camiseta o cualquier cosa que muestre en que ERES SCOUT y sal a la calle con orgullo, vete al trabajo, a clase, sal a tomar algo con tus amigos, con tu familia…

Si todo el mundo lo hiciera nos daríamos cuenta de que, en la sombra, hay muchísimos más scout de los que creemos, personas que día a día realizamos nuestra pequeña acción diaria trabajando por dejar este mundo un poco mejor de como lo encontramos…

Seguramente alguien te pregunte por qué vas así… ese será tu momento para explicarle por qué eres scout y todo lo que te aporta serlo.

Recuerda… Soy scout, ¿y qué?


¿Cómo voy a celebrar yo el Día del Scout?
De la mejor manera posible… colgándome mi pañoleta al cuello y llenando mi mochila de muchísimas ganas e ilusión de disfrutar a tope de una acampada con la Manada Yalhawa y la red Niwokee del Grupo Scout Álamo, a los cuales agradezco profundamente su invitación…

Día del scout

Aldeatejada… ¡Allá vamos!

El escultismo se lleva dentro… aunque no lo sepas Miércoles, Feb 13 2013 

Hasta ahora os he hablado del escultismo centrándome únicamente en el mundo scout pero…

“¿Puedo vivir el escultismo sin ser scout?”

Yo creo que sí, que una persona puede actuar según los valores del escultismo sin que por ello tenga que ser scout… es más, creo que una persona puede actuar así sin ni siquiera saberlo, del mismo modo que alguien puede vivir según dicta alguna religión sin pertenecer a ninguna de ellas o sin necesariamente ser creyente.

“¿A qué viene todo esto?”

A que la vida te sorprende cuando menos te los esperas. He convivido con muchísima gente a lo largo de mi vida, tanto dentro (han sido 12 años llenos de acampadas y campamentos) como fuera de scout y es cierto que siempre tiendes a pensar que “cuando alguien es scout se nota” y que muchas veces “echas de menos valores scout” cuando conoces a nuevas personas… Y sin embargo…

El escultismo se lleva dentro

… cuando las cosas salen solas, cuando no son necesarias normas preestablecidas de convivencia, cuando prima el servicial al vago, cuando las risas y sonrisas son contagiosas…

… te paras a reflexionar y te das cuenta de que realmente no tiene por qué ser así, que te ha bastado un fin de semana para ver a tu alrededor “cosas scout”, algunas de las cuales has echado en falta alguna vez incluso entre tus “compañeros de pañoleta”

… es entonces cuando realmente te das cuenta de que el escultismo va mucho más allá de ser scout y llevar una pañoleta al cuello… 

¿Qué es ser scout? Sábado, Ene 12 2013 

Soy scout, ¿y qué?

“Sí… ¿y qué? ¿Qué quieres decir con eso de que eres scout? ¿Qué es ser scout?

Ninguno dudaría en responderte: “sí, soy scout” (estoy totalmente convencida de que todo scout del mundo respondería con orgullo a esta pregunta). Sin embargo, al igual que me sucede a mí en este momento, no le resultaría fácil explicarte qué es ser scout, al menos no de una forma objetiva. Me atrevo a decir además que no encontrarás dos contestaciones iguales, incluso la misma persona pasado un tiempo te daría una respuesta diferente.

Ser scout es enseñar sin dejar nunca de seguir aprendiendo,  sin olvidar que desde el niño más pequeño hasta el jefe (monitor) más antiguo tendrán siempre algo que aportarte.

Ser scout es mirar al cielo desde la ventana de tu casa y ver en la luna el reflejo de cientos de noches de campamento, es añorar el brillo de las estrellas, el rocío de la mañana al caminar a formación medio dormido, que te empapa las deportivas y te llega hasta los calcetines, es ser capaz de imaginar sobre el ruido de la ciudad los sonidos naturales del silencio de una noche de campamento.

Ser scout es dar sin esperar nada a cambio, es compartir, hacer siempre lo mejor, estar alerta y siempre listo para servir.

Ser scout es que el sonido de una guitarra te murmure mil recuerdos, es mirar a tu alrededor en un guitarreo y ver la misma emoción y sentimientos en los ojos de los que te rodean.

Ser scout es caminar un sábado por la tarde con la pañoleta al cuello y alzar la cabeza cuando la gente por la calle “te mira raro” mientras piensas “soy scout”, y sentirte orgulloso.

Ser scout es ayudar al prójimo en toda circunstancia, es hacer cada día una buena acción, es unión, es compromiso.

Ser scout es irte de volante con tus compañeros de unidad, dormir al aire libre, pasar varios días sin encontrar un sitio donde ducharte, comer latas, salchichas, queso y demás “comida de marcha” y sentir que no envidias nada a los viajes programados en grandes hoteles con comidas de lujo.

Ser scout es sonreír cuando ves una flor de lis en los sitios más extraños, emocionarte y que tus amigos no entiendan el motivo.

Ser scout es hacer cola para pedir un cartón de leche vacío y fabricar un pote (vaso de metal) improvisado para desayunar por la mañana porque no encuentras el tuyo, es comer con otra persona en el mismo plato porque alguno de los dos “lo ha perdido”, es compartir hasta la última cantimplora de agua del camino sin saber cuándo encontraréis la próxima fuente de agua potable.

Ser scout es dar ejemplo, es educación por la acción y no a través de la palabra.

Ser scout es tener ropa especial de campamento, es saber que con una simple bolsa de basura puedes disfrazarte de millones de cosas, es acabar calado en los juegos de agua o pintado hasta las cejas en las guerras de pintura.

Ser scout es mirarte al cuello y no ver en él un pañuelo sino una promesa, es ver en la suciedad que acumula después de un campamento millones de recuerdos y buenos momentos, es sentirte la persona más especial del mundo cuando alguien te pide que seas su padrino/madrina, es emocionarte en una ceremonia, en formación o en una vela de armas, es quedarte sin lágrimas en un salto de rama, es ver marchar a los que un día fueron tus jefes, es darte cuenta de que llegará el día en el que podrás seguir sus pasos.

Ser scout es sentirte a salvo bajo la tela de una tienda de campaña junto a tus amigos a pesar de que esté lloviendo, tronando o escuches ruidos extraños en la noche.

Ser scout es sentir ese nudo de nervios y emoción en el estómago al hacer la mochila el día antes a las tantas de la noche sabiendo que es inevitable olvidarte algo pero cargándola de muchas ganas e ilusión. Es vivir cada acampada y campamento exprimiendo cada segundo al máximo como si fuese la primera vez… como si fuese la última.

Ser scout es una de las mejores cosas que pueden pasarle a alguien en la vida.

Ser scout Es imposible explicar todo esto si no lo has vivido alguna vez. Nadie puede explicarte qué es ser scout… porque hay que sentirlo, no te lo pueden contar.