Sorteo San Valentín 2013 Viernes, Feb 8 2013 

¿Qué se sortea?
Un precioso llavero Soy scout, ¿y qué?.

¿Quién puede participar?
Todo aquel que quiera, sea o no sea scout.

¿Cómo puedo participar?
Tienes 4 formas de hacerlo:

  1. Facebook: dale a “Me gusta” a la página de Facebook (https://www.facebook.com/scoutyque) y deja un comentario indicando tu deseo de participar.
  2. Tuenti: realiza tu petición de amistad y deja un comentario indicando tu deseo de participar.
  3. WordPress: deja un comentario en este post indicando tu nombre y primer apellido y tu deseo de participar.
  4. Twitter: responde al tweet del concurso manifestando tu deseo de participar, utilizando el hashtag #SorteoSanValentin

Sorteo Twitter San Valentín 2013

 

¿Qué día tendrá lugar el sorteo?
El 14 de febrero de 2013, día de San Valentín (de ahí el nombre del sorteo, jeje).

¿Cuántas veces puedo participar?
Una por cada una de las 4 formas de participación (Twitter, Facebook, Tuenti y WordPress).

¿Hasta qué día puedo participar?
Se contabilizarán todos los comentarios y tweets recibidos hasta el día 14 de febrero de 2013 a las 16:00.

¿Seguro que esto no está amañado previamente?
No, el sorteo se realizará de modo que todo aquel que quiera pueda comprobar personalmente que no hay trampa ni cartón y que el nombre del ganador lo decide únicamente el azar.

¡MUCHA SUERTE A TOD@S!

Sorteo San Valentín 2013

Anuncios

Up, la película Lunes, Feb 4 2013 

Seguramente muchos de vosotros habéis visto la película Up, película de animación producida en 2009 por Pixar y  ganadora de dos Óscar tras sus cinco nominaciones.

Si ya la has visto no hará falta que te recuerde de qué trataba y, en caso contrario, hay ya muchos resúmenes navegando por la red, probablemente mucho más completos que el que pueda intentar haceros aquí.

Up, la película

Lo que me gustaría destacar de esta película son las referencias que hace al mundo scout. Personalmente creo que Pixar ha conseguido reflejar, a su modo, bastante bien algunos de los valores de este mundillo.

Russel película up

La primera aparición de Russell (niño scout de 8 años que busca ayudar a Carl Fredricksen para así conseguir la insignia de ayuda a los mayores) muestra con bastante precisión la “visión externa” que se tiene en general de los scout: vemos así a un niño con una banda llena de “medallitas”, un uniforme un tanto extraño con pañoleta y gorrita incluidas y una mochila llena de cosas que no llegan a mostrarnos (seguro que dentro hay dos piedras para hacer fuego en caso de necesidad, cuerda para poner trampas, un botiquín de terceros auxilios, una navaja multiusos, una brújula para no perderse… sin olvidarnos de un enorme y gran machete para cazar y despellejar osos, jeje)

Poco a poco, y según va avanzando la película, vamos descubriendo al lado del propio Russel y junto al renacimiento del espíritu aventurero infantil de Carl que la posibilidad de aprender y desarrollar las capacidades personales, la verdadera esencia de la naturaleza y el valor real de la aventura no se encuentran en los libros sino en la experiencia personal y en la convivencia con otras personas.

La película refleja un final en el que conseguir su última insignia se convierte, para Russel, en algo secundario ya que tras su viaje ha conseguido algo muchísimo mejor: alguien a su lado con quien vivir y compartir sus aventuras.

Para terminar, como dato curioso decir que Scouts España se unió a Pixar para promocionar el estreno de la película en los cines y transmitir los valores scout que Russell nos refleja.

¡Anímate a (volver a) ver esta película!

Código Morse (II) Jueves, Ene 31 2013 

Tras la breve introducción de ayer al Código Morse hoy os dejo un par de fragmentos del libro Escultismo para Muchachos, escrito por Baden Powell, en el que habla acerca de esta técnica de comunicación en el contexto del mundo scout:

En América, durante la guerra civil, el capitán Clowry, un oficial explorador, quiso prevenir a un importante destacamento de que el enemigo intentaba asaltarle aquella noche; pero le era imposible reunirse a sus amigos porque le separaba de ellos un río desbordado que no podía pasar. Llovía torrencialmente.

¿Qué hubierais hecho en su lugar?

El hizo lo siguiente: se apoderó de una vieja locomotora que había cerca de allí, la encendió y cuando tuvo suficiente presión, empezó a tocar el silbato dando toques largos y cortos, como señales del alfabeto Morse. Pronto lo oyeron sus amigos que comprendieron su deseo de hablarles, y le contestaron con una trompeta. El explorador les transmitió entonces un mensaje, que aquellos descifraron, y por el cual quedaron prevenidos. De este modo libró a aquellos dos mil hombres de ser sorprendidos y apresados.

Código Semáforo

Todo Scout debería aprender el código Morse de señales.

Puede usarse para enviar mensajes a distancia por medio de puntos y rayas, producidas con banderas, o por sonidos de corneta, o por destello con heliógrafo o lámpara eléctrica.

Una vez que sepáis el alfabeto Morse o de semáforo, todo lo que necesitáis es práctica. A un Scout no se le pide que transmita frases largas, o a través de distancias largas o a grandes velocidades; todo lo que se espera de él es que conozca bien el alfabeto, y leer y transmitir correctamente frases o palabras sencillas. Haced cuanto podáis para que cuando tengáis que mandar un mensaje a través de un campo extenso, o de un cerro a otro, vuestro mensaje pueda ser leído con facilidad.

Si deseáis escribir un mensaje cuya lectura intrigue a la mayoría de las personas, escribidlo con caracteres de Morse o semáforo, en sustitución de las letras del alfabeto ordinario. Este mensaje será, sin embargo, fácil de leer a vuestros amigos que entienden de señalización.

No pongas caras raras, simplemente quería reflejar unas palabras que abordan el tema del que trata este post. Sin embargo no hay que olvidar que estamos hablando de un libro que fue publicado en 1908. Un siglo después el mundo ha evolucionado muchísimo y el escultismo no iba a ser menos. 

Como ya os dije ayer, no vais a ser más o menos scout por saber o dejar de saber descifrar el código Morse. No obstante os invito a que descifréis el siguiente mensaje:

Buena Caza en Morse

 

Deja tus comentarios… ¿En código Morse? 😛

Código Morse (I) Miércoles, Ene 30 2013 

SOS

¿Qué es lo primero que se os ha venido a la cabeza al ver la imagen?

Quizá alguno estéis leyendo el post mientras os llega el olor de una rica paella, o tal vez otros seáis fieles a los productos SOS y reconoceríais esas letras en cualquier parte. Sin embargo me atrevería a decir que la mayoría habéis pensado en la señal de auxilio que seguramente os suene de alguna película, de los antiguos postes de las autovías, de habérselo oído a alguien…

SOS es la señal de socorro más utilizada internacionalmente y fue aprobada durante una conferencia internacional en Berlín en 1906. Aunque ya se había utilizado por algunos buques europeos con anterioridad fue en el accidente del Titanic en 1912 cuando se popularizó su uso, sustituyendo casi por completo al anterior código de socorro (CQD – Come Quickly, Distress).

¿Por qué SOS y no cualquier otra representación? Debido a su simpleza y por su facilidad de transmisión utilizando el código morse (tres pulsos cortos, tres largos y otros tres cortos).

SOS en morse

Pero… ¿qué es el código Morse? Un código que fue desarrollado por Alfred Vail mientras colaboraba con Samuel Morse en la invención del telégrafo eléctrico en 1834 y en el que cada letra se representa mediante una combinación de puntos y rayas. Podemos escribirlo, sin embargo, el código Morse se ha utilizado sobre todo para transmitir mensajes sonoros, especialmente en el mar y en el aire.

Código Morse

Puff… yo esto no me lo aprendo ni siquiera por hobby… ¿Código Morse? ¡Qué difícil! No desesperes, no es tan complicado, no tienes que aprenderte de memoria que la “a” es un punto y una raya o que la “s” son tres puntos; existe una regla mnemotécnica a través de la cual se le asigna a cada letra una palabra cuya inicial es dicha letra. Aprendiéndote estas palabras solo tendrás que sustituir cada vocal de la palabra clave por una raya (en el caso de la “o”) o por un punto (si se trata del resto de vocales).

Código Morse

Por supuesto puedes buscar otras palabras que te gusten más si éstas no te convencen (de hecho no en todos los sitios encontrarás las mismas) pero has de tener en cuenta que la vocal “o” corresponde a una raya y el resto a un punto.

¿Y si no se me da bien esto del Morse? En la actualidad el código Morse apenas se utiliza salvo por unos pocos radioaficionados o casos muy muy concretos y no vas a ser más o menos scout por no saber descifrar un mensaje en Morse (aunque puede que conocerlo te de cierta ventaja en algunos momentos determinados, jejeje). Aun así te invito a que, al menos, le eches un vistazo. No pierdes nada y es una de esas cosillas curiosas que no hace daño conocer.

4 lugares donde seguirnos Sábado, Ene 26 2013 

 1. TWITTER

Sigue a @scoutyque.

Logo Twitter         Seguir en Twitter

 

2. FACEBOOK

No te olvides de darle a “Me gusta” en nuestra página.

Logo Facebook

 

3. TUENTI

Realiza tu petición de amistad.

Logo Tuenti

Petición scoutyque Tuenti

 

4. HOTMAIL

Contáctanos por email o síguenos en la barra lateral del blog.

Logo Hotmail

Twittea, deja tus comentarios en Tuenti o Facebook, manda un email con tus dudas, preguntas, sugerencias… O deja tu comentario en el blog.

Comentarios blog

Recuerda: “Soy scout, ¿Y qué?”

 

El último mensaje del jefe Martes, Ene 22 2013 

Bade Powell

Nadie en este mundo se va sin dejar huella, por pequeña que sea, y Baden Powell no iba a ser menos. Sin lugar a dudas su mayor testamento han sido sus múltiples aportaciones realizadas al escultismo. Como fundador del Movimiento Scout no solo dejó sus ideas plasmadas en los libros que escribió sino que sentó las bases de algo mucho más grande que seguro que ni siquiera él mismo era consciente de las repercusiones que tendría en los jóvenes y no tan jóvenes del futuro.

Sin embargo alguien como Baden Powell no podía dejar este mundo sin despedirse y, antes de morir, escribió una carta dirigida a todos los scouts del mundo, que posteriormente sería encontrada entre sus efectos personales. Este texto se conoce en el mundo scout como “El último mensaje del jefe”, y dice lo siguiente:

Queridos scouts:

Si habéis visto alguna vez la obra Peter Pan, recordaréis cómo el jefe de los piratas siempre estaba pronunciando su discurso de despedida por temor de que cuando le llegara su hora no tuviera ya tiempo de compartirlo. Algo así me sucede a mí, y, aún cuando no me estoy muriendo en este momento, lo haré uno de estos días y quiero mandaros un mensaje de despedida. Recordad, esto es lo último que oiréis de mí, por tanto meditadlo.

He tenido una vida muy dichosa, y quiero que cada uno de vosotros la tenga también.

Creo que Dios nos puso en este mundo maravilloso para que fuéramos felices y disfrutáramos de la vida. La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

El estudio de la naturaleza os mostrará cómo Dios ha llenado el mundo de belleza y de cosas maravillosas para que las disfrutéis. Contentaos con lo que os haya tocado y sacad el mejor partido de ello. Mirad el lado alegre de las cosas en vez del lado triste.

Pero el camino verdadero para conseguir la felicidad pasa por hacer felices a los demás. Intentad dejar este mundo un poco mejor de como os lo encontrasteis y, cuando os llegue la hora de morir, podréis morir felices sintiendo que de ningún modo habréis perdido vuestro tiempo sino que habréis hecho todo lo posible. Así, estad “Siempre Listos” para vivir felices y morir felices: aferraos siempre a vuestra promesa Scout, aún cuando hayáis dejado de ser muchachos, y que Dios os ayude a hacerlo así.

Firma Baden Powell

Para terminar os dejo una canción que hicimos el kraal de jefes 2010-2011 de mi grupo scout (Grupo Scout Álamo) y que está inspirada en este último mensaje de Baden Powell.

¡Disfrutadla!

Técnicas scout Viernes, Ene 18 2013 

Técnicas scout

Inauguro hoy esta nueva categoría del blog que tratará, como su nombre indica, de las diferentes técnicas scout que podemos encontrar.

Pero… ¿qué es eso de las técnicas scout? 

Logo WikiRoca

Según la WikiRoca:

“Llamamos Técnicas Scouts a todas aquellas técnicas ancestrales que los scouts hemos ido perfeccionando y personalizando a lo largo de los años y que utilizamos principalmente para adaptarnos al medio. Son un conjunto de conocimientos basados por lo regular en la tradición oral y escrita, que albergan una muy variada cantidad de elementos técnicos de vida al aire libre”

Dentro de las técnicas scout podemos encontrar múltiples categorías como pueden ser cabuyería, fuegos, orientación, primeros auxilios, campismo, morse…

Es cierto que en los inicios del escultismo estas técnicas resultaban de gran utilidad y todo scout debía conocerlas y practicarlas. Sin embargo, en la actualidad, al igual que todo, el escultismo ha evolucionado dejando atrás el carácter militar que tuvo en sus comienzos.

En la mayoría de los casos, ser un experto en técnicas scout no va a salvarte la vida, pero sin embargo pueden resultarte útiles en numerosas ocasiones. También es verdad que otras muchas pertenecen a ese conjunto de “conocimientos de poca utilidad” que acumulamos diariamente pero…

…¿quién sabe? Igual algún día lleguemos a darles uso, jeje.

Baden Powell, fundador del Movimiento Scout Mundial Miércoles, Ene 16 2013 

Baden PowellBaden Powell (Londres, 1857 – Nyeri, 1941), cuyo nombre completo es Lord Robert Stephenson Smith Baden-Powell of Gilwell, es el fundador del Movimiento Scout Mundial, movimiento que tiene como principal objetivo el dejar el mundo un poco mejor de cómo lo encontramos.

Británico, casado con  Olave Saint Claire Soames y con tres hijos, buen estudiante, actor, pintor y músico, destaca sobre todo como escritor (dando lugar a grandes obras de referencia) y por su carrera militar, donde tiene sus orígenes el escultismo.

Baden Powell, viendo el éxito de su libro Aids to Scouting (Ayudas para el Escultismo), que en principio estaba destinado al ejército y que terminó siendo utilizado como libro de texto en las escuelas, decidió recopilar sus experiencias en un libro destinado directamente a la juventud británica, de donde surgiría posteriormente Escultismo para muchachos, libro fundamental del Movimiento Scout, el cual tendrá otro post para él solito.

Del 1 al 9 de agosto de 1907 veinte muchachos de entre 12 y 17 años escogidos por Baden Powell asistieron al primer campamento Scout en la isla de Brownsea. El objetivo de este campamento era adiestrar a estos muchachos mediante técnicas scout y el método seguido es descrito por el propio Baden Powell del siguiente modo:

“Por ejemplo, tomemos un aspecto de la materia “Observación”, por ejemplo el rastreo de huellas. En el fogón nocturno, contaremos a los muchachos algunos ejemplos interesantes sobre el valor de tener la capacidad de seguir huellas. A la siguiente mañana, les enseñaremos como practicar rastreo al confeccionar huellas de diferentes muchachos a distintas velocidades y mostrando como leerías y deducir su significado, Por la tarde se realizara el juego del rastreo del ciervo”.

Campamento Brownsea

Confirmado el éxito del campamento, en el que el propio Baden Powell fue capturado en el juego nocturno de acecho demostrando así que era posible superarle mediante técnicas scout, se establece el uniforme, el lema y el emblema mundial del Movimiento Scout.

Tras la publicación de Escultismo para muchachos el escultismo comienza a expandirse rápidamente por todo el mundo (llegando también a las mujeres), convirtiéndose éste como manual fundamental del movimiento.

Con 80 años y más de dos millones de scout repartidos por todo el mundo, Baden Powell regresa a África en compañía de su esposa, donde muere poco antes de cumplir los 84 años.

¿Qué es ser scout? Sábado, Ene 12 2013 

Soy scout, ¿y qué?

“Sí… ¿y qué? ¿Qué quieres decir con eso de que eres scout? ¿Qué es ser scout?

Ninguno dudaría en responderte: “sí, soy scout” (estoy totalmente convencida de que todo scout del mundo respondería con orgullo a esta pregunta). Sin embargo, al igual que me sucede a mí en este momento, no le resultaría fácil explicarte qué es ser scout, al menos no de una forma objetiva. Me atrevo a decir además que no encontrarás dos contestaciones iguales, incluso la misma persona pasado un tiempo te daría una respuesta diferente.

Ser scout es enseñar sin dejar nunca de seguir aprendiendo,  sin olvidar que desde el niño más pequeño hasta el jefe (monitor) más antiguo tendrán siempre algo que aportarte.

Ser scout es mirar al cielo desde la ventana de tu casa y ver en la luna el reflejo de cientos de noches de campamento, es añorar el brillo de las estrellas, el rocío de la mañana al caminar a formación medio dormido, que te empapa las deportivas y te llega hasta los calcetines, es ser capaz de imaginar sobre el ruido de la ciudad los sonidos naturales del silencio de una noche de campamento.

Ser scout es dar sin esperar nada a cambio, es compartir, hacer siempre lo mejor, estar alerta y siempre listo para servir.

Ser scout es que el sonido de una guitarra te murmure mil recuerdos, es mirar a tu alrededor en un guitarreo y ver la misma emoción y sentimientos en los ojos de los que te rodean.

Ser scout es caminar un sábado por la tarde con la pañoleta al cuello y alzar la cabeza cuando la gente por la calle “te mira raro” mientras piensas “soy scout”, y sentirte orgulloso.

Ser scout es ayudar al prójimo en toda circunstancia, es hacer cada día una buena acción, es unión, es compromiso.

Ser scout es irte de volante con tus compañeros de unidad, dormir al aire libre, pasar varios días sin encontrar un sitio donde ducharte, comer latas, salchichas, queso y demás “comida de marcha” y sentir que no envidias nada a los viajes programados en grandes hoteles con comidas de lujo.

Ser scout es sonreír cuando ves una flor de lis en los sitios más extraños, emocionarte y que tus amigos no entiendan el motivo.

Ser scout es hacer cola para pedir un cartón de leche vacío y fabricar un pote (vaso de metal) improvisado para desayunar por la mañana porque no encuentras el tuyo, es comer con otra persona en el mismo plato porque alguno de los dos “lo ha perdido”, es compartir hasta la última cantimplora de agua del camino sin saber cuándo encontraréis la próxima fuente de agua potable.

Ser scout es dar ejemplo, es educación por la acción y no a través de la palabra.

Ser scout es tener ropa especial de campamento, es saber que con una simple bolsa de basura puedes disfrazarte de millones de cosas, es acabar calado en los juegos de agua o pintado hasta las cejas en las guerras de pintura.

Ser scout es mirarte al cuello y no ver en él un pañuelo sino una promesa, es ver en la suciedad que acumula después de un campamento millones de recuerdos y buenos momentos, es sentirte la persona más especial del mundo cuando alguien te pide que seas su padrino/madrina, es emocionarte en una ceremonia, en formación o en una vela de armas, es quedarte sin lágrimas en un salto de rama, es ver marchar a los que un día fueron tus jefes, es darte cuenta de que llegará el día en el que podrás seguir sus pasos.

Ser scout es sentirte a salvo bajo la tela de una tienda de campaña junto a tus amigos a pesar de que esté lloviendo, tronando o escuches ruidos extraños en la noche.

Ser scout es sentir ese nudo de nervios y emoción en el estómago al hacer la mochila el día antes a las tantas de la noche sabiendo que es inevitable olvidarte algo pero cargándola de muchas ganas e ilusión. Es vivir cada acampada y campamento exprimiendo cada segundo al máximo como si fuese la primera vez… como si fuese la última.

Ser scout es una de las mejores cosas que pueden pasarle a alguien en la vida.

Ser scout Es imposible explicar todo esto si no lo has vivido alguna vez. Nadie puede explicarte qué es ser scout… porque hay que sentirlo, no te lo pueden contar.

¿Por qué elegí este tema? Martes, Ene 8 2013 

Responder a esta pregunta me resulta demasiado simple, es tan sencillo como: “porque soy scout, porque me siento scout… y estoy orgullosa de ello”.

Tenía yo 10 años cuando, a través de una amiga (a la que siempre estaré profundamente agradecida), mis padres decidieron “apuntarme” a eso de los scout para que conociera gente y conviviera con personas diferentes a mis vecinos o compañeros de clase… Lo que ellos no sabían es que con este gesto me estaban abriendo las puertas a un mundo que marcaría mi vida para siempre y que, complementaria a la educación recibida de mis profesores y de mis padres, contribuiría, en una gran medida, a formar la persona que soy ahora.

Han sido 12 años (más de media vida) en este mundillo… muchos momentos, muchas acampadas, actividades, juegos, reuniones, sábados, campamentos, guitarreos… y mil recuerdos más que me sería imposible resumir en una lista de vacías palabras.

Mi grupo es el Grupo Scout Álamo, perteneciente al colectivo de grupos scout independientes de Salamanca (más detalles en futuros posts) y, aunque ya no formo parte activa del mismo y ahora soy lo que se conoce como “Jefa Antigua”, yo me sigo sintiendo scout y ese es un sentimiento que me va a acompañar siempre:

Scout un día, scout toda la vida”.

Scout un día, scout toda la vida

Elegí este tema porque creo que hoy en día aún hay muchos tópicos sobre el escultismo y que la visión que mucha gente tiene de los scout (“boy scouts” para muchos) es de unos chicos con camisa, pañoleta y sombrero que venden galletitas, hacen fuegos, nudos, duermen en la noche al raso, usan navajas y machetes… en definitiva, una panda de frikis pertenecientes a un tipo de secta rara y que hacen cosas extrañas…

…nada más lejos de la realidad.

Os invito a adentraros conmigo en este mundillo… La puerta está abierta: sed bienvenidos a descubrir y a recordar…

Soy scout, ¿y qué?

« Página anteriorPágina siguiente »