Hasta ahora os he hablado del escultismo centrándome únicamente en el mundo scout pero…

“¿Puedo vivir el escultismo sin ser scout?”

Yo creo que sí, que una persona puede actuar según los valores del escultismo sin que por ello tenga que ser scout… es más, creo que una persona puede actuar así sin ni siquiera saberlo, del mismo modo que alguien puede vivir según dicta alguna religión sin pertenecer a ninguna de ellas o sin necesariamente ser creyente.

“¿A qué viene todo esto?”

A que la vida te sorprende cuando menos te los esperas. He convivido con muchísima gente a lo largo de mi vida, tanto dentro (han sido 12 años llenos de acampadas y campamentos) como fuera de scout y es cierto que siempre tiendes a pensar que “cuando alguien es scout se nota” y que muchas veces “echas de menos valores scout” cuando conoces a nuevas personas… Y sin embargo…

El escultismo se lleva dentro

… cuando las cosas salen solas, cuando no son necesarias normas preestablecidas de convivencia, cuando prima el servicial al vago, cuando las risas y sonrisas son contagiosas…

… te paras a reflexionar y te das cuenta de que realmente no tiene por qué ser así, que te ha bastado un fin de semana para ver a tu alrededor “cosas scout”, algunas de las cuales has echado en falta alguna vez incluso entre tus “compañeros de pañoleta”

… es entonces cuando realmente te das cuenta de que el escultismo va mucho más allá de ser scout y llevar una pañoleta al cuello… 

Anuncios