¿Obligación? ¿Aburrimiento? ¿Hobby? ¿Negocio? Millones de personas se habrán hecho alguna vez esta pregunta…  y millones son las respuestas que se le habrán dado…

¿Por qué empecé a escribir mi blog? En mi caso particular ha sido debido a la coincidencia en el tiempo de numerosas casualidades que, por unos motivos o por otros, hicieron que a principios del curso 2012-2013 empezara a estudiar un módulo de FP de grado superior llamado Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma (DAM para los amigos) en el colegio Trinitarias de Salamanca.

Después de un trimestre con múltiples y diversas anécdotas (cada cual más peculiar y divertida) y de escucharle mil veces decir a mis amigos “nunca entenderé esos deberes que te mandan… tenéis que hacer cosas muy extrañas” me encuentro escribiendo el primer post para mi blog, que necesito crear (y mantener obligatoriamente durante el próximo trimestre actualizándolo periódicamente) para una de las asignaturas que tenemos (Lenguajes de Marcas, para los curiosos).

Y así, sin darme cuenta los motores ya están en marcha… El blog se pone en funcionamiento… Esperemos que no sea más que el comienzo de un largo viaje.